GUÍA DE TALLAS

Paso 1

Abra la órtesis de modo que las correas de cuero no impidan la introducción del pie. Las hebillas deben estar colocadas del lado interno del pie.

Paso 2

Mientras sostiene la parte inferior de la pierna, deslice el pie suavemente en la órtesis hasta que el tobillo quede firmemente situado contra las partes posterior e inferior de la misma. Se recomienda el uso de calcetines de algodón que cubran el pie y la parte inferior de la pierna.

Paso 3

Jale la lengua en dirección horizontal contra el tobillo y use su pulgar para mantenerla en su lugar. Asegúrese de que el agujero de la lengua se encuentre arriba de la correa central.

Paso 4

Abroche la correa central ajustadamente sobre la lengua horizontal. Abroche la correa del tobillo ajustándola.

Paso 5

Mire por la apertura en la parte posterior de la órtesis para asegurarse de que el talón quede situado completamente hacia abajo y atrás. De no ser así, vuelva a ajustar la lengua y la correa central.

Paso 6

Una vez que las correas superiores estén apretadas y el tobillo esté firmemente en su lugar, abroche la correa de los dedos de pie y, de ser necesario, vuelva a apretar las demás correas. Sujete el zapato en la barra.